Otro día más, os traigo mi blog diario sobre mi estancia en Valencia con Workether. Y como bien podéis leer en el título, vengo a hablar de SQLite. No de mi libro, otro día si eso, sino de SQLite en entornos móviles. Y no, no es el futuro. Para el que no lo conozca, es un sistema de bases de datos similar a SQL y algo más alejado, pero con ciertos rasgos de similitud, a MySQL.

La razón por la que estoy usando SQLite y no CoreData (“base de datos” en iOS) es básicamente que me gustaría aprender CoreData pero no tengo tiempo. La solución: usar SQLite. Con crearte una base de datos simple y aprenderte las querys principales como INSERT, ALTER y demás, puedes ir tirando. Una query es como un método que se ejecuta sobre la base de datos y, obviamente, tiene un resultado distinto según la que uses. Por ejemplo, la query INSERT INTO TABLE (‘Name’, ‘Description’) VALUES (‘SQLite’, ‘Base de datos’) haría lo siguiente: meter en la tabla ‘TABLE’ los valores ‘SQLite’ y ‘Base de datos’ en ‘Name’ y ‘Description’ respectivamente. Si queréis aprender SQLite, os recomiendo esta guía de iniciación. Para hacer algo simple está bien, pero si quieres hacer algo serio y tienes tiempo, aprende CoreData sin duda.

¡Un saludo!

Anuncios